sugerencias 

 

 

CRE (162 bytes) 



 carnet afiliado
CREDENCIALES DE AFILIACIÓN FEDERACIÓN DE PROFESIONALES DE SANTA CRUZ 

facebook 

publicidad 

pasantia 

UN CAMIREÑO PRESIDE A LOS PROFESIONALES

 

Dr. Carlos Vacaflor Montero

PRESIDENTE

Carlos Vacaflor Montero es el flamante presidente de la Federación de Profesionales de Santa Cruz, también preside la Sociedad de Cirujanos Plásticos, es docente y jefe del Servicio de Quemados en el hospital de niños Mario Ortiz.

Estudió en Camiri toda la primaria, salió bachiller del colegio Sagrado Corazón de Sucre y se formó como médico en la universidad de San Simón de Cochabamba. La especialidad de cirugía plástica la hizo en Río de Janeiro, Brasil.

Vive con sus hijos, Daniel, Carlos Alberto, Juan Pablo y Suzui. Se divorció hace más de nueve años, ahora encontró una pareja, la pediatra, Tatiana Tórrez.

¿Cómo nace su espíritu de liderazgo?

Desde joven me gustaba hacer algo más por la sociedad, fui presidente de Rotarac y del Rotary. Incursioné en el Colegio Médico. Hace cuatro años que estoy como miembro del directorio de la Federación y el esfuerzo es contínuo.

¿Cuál es la posición de la Federación frente a la coyuntura política del país?

Impone un liderazgo con capacidad de ser contestatario a las corrientes que hay, sobre todo orientar y salir a la palestra con la voz de los profesionales haciendo foros y debates. Necesitamos que los profesionales despierten y sean partícipes de este momento.

¿Cómo trabajan en pro de la Constituyente?

Queremos llegar a la población en esta carrera de lucha por el departamento y Bolivia. Creo que es importante que la Constituyente encuentre a todos los cruceños y habitantes listos para cumplir y que se realice la autonomía.

¿Cómo ve la autonomía?

Con la autonomía llega la plata hasta el último alcalde elegido por el pueblo, ahora comenzamos con la Prefectura. Santa Cruz no quiere quedarse con todo, sino con lo necesario para seguir produciendo más.

¿Qué piensa de los profesionales de Bolivia?

Estamos dormidos, no salimos a la palestra con voz propia para discutir los temas que se dan en la población.

En un mundo donde los valores están invertidos ¿qué es para usted la ética profesional?

Llevamos implícito el concepto de ética, nace en la familia y continúa en la escuela el respetarte a uno mismo y a los otros. Ahora se habla de bioética, el respetar a todos los seres vivos, vivir en paz con la naturaleza y el entorno.

¿Qué piensa de la fuga de cerebros del país?

Es grave, al Estado le cuesta unos 50.000 dólares formar a un profesional y se van porque no hay fuentes de trabajo. Sobre todo no hay seguridad de trabajo. De la noche a la mañana, los cargos los ocupan personas nombradas a dedo porque las instituciones dependen de un ministerio. Es por eso que Santa Cruz pide autonomía para poder avanzar en la descentralización, política y financiera. Nosotros debemos tener presupuestado cuántos médicos y camas se necesitan cada año de acuerdo al crecimiento poblacional. Por ejemplo ahora se va a inaugurar el hospital Francés, con más de 300 camas, pero no hay ítems.

¿Cuándo comenzó a trabajar por los quemados?

Hace cinco años hice una especialidad en rehabilitación de niños quemados en Santiago de Chile, en Coaniquem, becado por el Rotary Club. Ahora soy el médico enlace en esta organización. Hemos enviado a muchos niños a rehabilitarse al país vecino, pero no todos pueden ir, más bien vimos la necesidad de llevar adelante el mismo proyecto en Bolivia. El Rotary Club tomó mi proyecto y lo estamos haciendo realidad, tenemos el terreno de 10.000 metros cuadrados, ya se hizo la primer parte de al construcción. Se ha invertido 150.000 dólares y en unos meses se va a implementar. Nos falta poco para arrancar.

¿Qué significa para usted Operación Sonrisa?

Operación Sonrisa realiza cirugías plásticas a niños, estoy muy involucrado. Es una sola vez al año. Soy director médico para Bolivia. La Fundación ha tomado un rumbo diferente al ser presidido por Oscar Serrate y cada vez estamos más organizados. Este lunes 17 y 18 comienza la preselección de niños que tienen labios leporinos en el hospital Japonés. Las cirugías son del 24 al 28, la meta es hacer 30 cirugías por día. Llegan 50 voluntarios profesionales que junto con la sociedad de cirujanos plásticos local trabajamos para ello.

En su época universitaria, la cirugía plástica no era tan popular. ¿Qué le hizo estudiar esta especialidad?

Desde la primera vez que asistí a una cirugía plástica sentí un amor a primera vista. Cuando estaba haciendo el año de provincia en Camiri, yo era el que hacía las suturas finas, me compraba los hilos especiales y me capacitaba mediante libros.

Hay más cirujanos plásticos en Santa Cruz. ¿Son solicitados por gente del exterior?

La cirugía plástica en Santa Cruz está muy bien, tenemos muy buenos cirujanos plásticos. El clima ayuda a que la gente se muestre más y se hacen más cirugías plásticas. El costo aquí es más barato. Por ejemplo, en Roma, una lipoescultura cuesta 15.000 dólares y aquí llega al 10 por ciento.

La cirugía plástica es muy hermosa. Tiene dos partes, el trabajo que se realiza en el hospital, el salario aquí es mínimo, pero es muy gratificante. Te permite operar todos los días y ayudar a la gente de escasos recursos. Sin embargo, en la consulta privada está lo hermoso, arreglás nariz, colocás glúteos y se gana bien.

¿Hay un boom de la cirugía plástica?

Sí, efectivamente, la gente esta cada vez más predispuesta a someterse a una cirugía y no sólo las mujeres; sino también los hombres. El fin de mes estuve en el Congreso Iberoamericano de Cirugía Plástica en Buenos Aires, asistimos más de 24 cirujanos de Bolivia, 12 de Santa Cruz. Ahora las cirugías son menos agresivas y el resultado es bueno.

¿Se hizo alguna vez una cirugía, cómo se cuida?

Todavía no. Lo bueno es que tengo la piel morena, es más resistente a las arrugas, no tomo alcohol, no fumo y hago deporte. Además tengo el corazón alegre. “Hay que aprender a envejecer con dignidad”. Las personas tienen que lucir bien, pero un cuerpo bonito no es sinónimo de felicidad. Es importante tener paz y sentirse bien.

¿Le haría una cirugía plástica a uno de sus hijos?

Claro que sí, es más, ya está planificado, tienen que tener la edad suficiente.

¿Cuál ha sido su mayor satisfacción?

Tener a mis hijos y el haberme recibido de cirujano plástico en Río de Janeiro. Cambió mi vida, mi forma de pensar, me hice más sensitivo, creativo.

 

Copyright © 2006 Federación de Profesionales de Santa Cruz

Av. Marcelo Terceros Bánzer Nº 200 - Barrio Sirari; Tel. y Fax : (591-3)3421942 / (591-3)3422068
Pagina Web:  www.profesionalessantacruz.org.bo  - E-mail: contacto@profesionalessantacruz.org.bo - Casilla: 601
Diseñado por TecnologíaWeb - emarca